Noticias

Cromogenia Units expone en la Wire Düsseldorf 2018

El Departamento de Metalworking de Cromogenia Units estuvo presente en la Wire Düsseldorf 2018. Un evento bianual, líder a nivel mundial de la industria del cable y el alambre, que se llevó a cabo en Alemania entre el 16 y el 20 de abril.


Las empresas más importantes del sector estuvieron presentes, como Cromogenia Units, con en su stand que acogió a numerosos visitantes interesados en las innovaciones y los nuevos productos para la lubricación que se presentaron. Los nuevos catálogos que la División de Lubricantes ha lanzado como el de ‘Grasas para Cables Eléctricos y de Postensado‘ han resultado muy interesantes para los profesionales que visitaron el stand. La gama TADALROPE de grasas de aplicación en caliente fue la estrella del booth de Cromogenia y fue también la que atrajo más preguntas por parte de los participantes. Estos provenían de sectores muy diversos que iban desde los fabricantes de maquinaria de trefilar hilo de cobre y aluminio a fabricantes de relojes suizos (pues su responsable de R&D puede requerir una grasa con propiedades muy específicas para una perfomance concreta).

También aportó valor añadido el nuevo brochure del sector del vidrio de Cromogenia. El cual incluye el TADALSINT LUB 280, un aceite lubricante para sistemas centralizados (IS y lubricación de máquinas rotativas) que, entre su muchas propiedades esenciales para ser un buen lubricante, aporta la gran ventaja de contener un trazador ultravioleta que facilita la detección de fugas y lubricación excesiva. Otro producto que obtuvo el interés de los visitantes fue TADALGLAS A 125 MHL, un aceite soluble para cizallamiento por caída, tipo semisintético. Es ecológico y de alto rendimiento basado en compuestos de diéster, lo que le convierte en un lubricante de cizallamiento para concentraciones muy bajas y con un alto rendimiento destinado a sofisticados sistemas de pulverización. TADALGLAS A 125 MHL soluciona, entre otros, los problemas de espuma en las taladrinas. Aunque estos productos no son del sector propiamente del cable, los asistentes valoraron muy positivamente la amplia gama de referencia para cubrir todas las necesidades que ofrece Cromogenia Units.

La Wire Düsseldorf 2018 ha sido “una gran oportunidad para reencontrarnos con colegas del sector y hacer nuevos contactos con potenciales distribuidores en países donde queremos incremetar la presencia de nuestra división, como Irán, Bulgaria, Grecia, Eslovaquia, Bahrain, Rusia, Libano, México, etc.”, explica Ignasi Pi, responsable de la Gestión de Grandes Cuentas & Exportación del Departamento de Lubricantes Industriales de Cromogenia Units. Además de las visitas concertadas en el booth, las cuales fueron muy provechosas, “también visitamos otros stands donde estábamos invitados y donde pudimos reunirnos con diferentes empresas”, añade Pi.

En la sección dedicada al alambre (pues esta feria se hace conjuntamente con Tube 2018), las máquinas de alambre y cable, producción de alambre y cable, la lubricación, el comercio con estos materiales, las tecnologías de fibra de vidrio, la maquinaria de soldadura de malla, la fabricación de resortes o las tecnologías de fijación fueron los protagonistas entre los expositores, llegados de 53 países distintos.

Los organizadores han calificado esta edición de la Wire Düsseldorf como todo un éxito pues se han necesitado unos 7.000 metros cuadrados más que en el certamen anterior. Es decir, un total de 117.000 metros cuadrados para acoger a un total de 2.683 compañías de 67 países que presentaron sus avances tecnológicos en las 16 salas de exposiciones de la feria. 

Al éxito de la exposición, se le ha sumado el de visitantes, más de 71.500 profesionales llegados de 134 países distintos llegaron a Düsseldorf. De hecho, destacan el perfil del visitante: muy internacional, con una gran experiencia profesional, ejecutivos de alto cargo y con intención de conseguir nuevos proveedores. “La sensación de estos días en Düsseldorf es que el sector ha recuperado por fin la confianza perdida durante la crisis”, explica Ignasi Pi.